martes, 23 de septiembre de 2014

Y si este es nuestro final…Parece que esta vez las perdices nos comieron a nosotros.

Bancarrota de ilusiones y el corazón cerrado por derribo. Sube el precio de la felicidad y aun tengo que pagar el iva de tus mentiras. En el banco de sonrisas ya no me fían y ya no sé como pagar la hipoteca de tus traiciones, al final es verdad que estamos en crisis, de sentimientos me refiero. Y ojala enamorarse fuese tan bonito como al principio, pero enamorarse también es saber quedarse cuando las cosas empiezan a romperse, cuando llega el invierno, cuando empiezan las dudas… Ojala enamorarse fuese tan perfecto como tú, como “tu” del principio claro… ese “tu” del que ahora solo queda el recuerdo. Ese tú del pasado del que aun sigo completamente enamorada a pesar de todo. Hay que estar loca para enamorarse y más aun para hacerlo de un tío como tú, hay que estar muy ciega para ver tantas cosas y aun así cerrar los ojos y fingir que no pasa nada. Una vez alguien dijo “Estoy tan ciega que solo te veo a ti “y….que razón…
Ojala el amor fuese tan perfecto como en las pelis de “chica conoce a chico, chica se enamora, chico la quiere y fueron felices y comieron perdices” un final feliz de esos que tanto nos gustan, pero esto es la vida real y no hay finales felices, solo finales y punto,. Y si este es nuestro final…Parece que esta vez las perdices nos comieron a nosotros.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario