miércoles, 8 de octubre de 2014

hasta la poesía se queda corta cuando se trata de hablar de ti.

Hay días que me da por pensar que quererte es un acto egoísta, pero si este es el caso...yo quiero ser una egoísta toda mi vida. Espero algún día ser capaz de hacerte sentir la mitad de lo que siento yo cuando me miras, espero que tú también puedas sonreír al escuchar al viento susurrar mi nombre. Dicen que el amor es lo mas bonito del mundo: Por detrás de tú sonrisa claro.
Querer(te) es una de las cosas más especiales que me han pasado, llegaste cuando todo estaba mal, cuando ni yo misma encontraba mi sonrisa. Y tu, fuiste capaz de devolvérmela con una simple mirada.
Yo era una completa adicta a las decepciones, al fracaso, y sobretodo a perder...era algo que se me daba demasiado bien. Pero desde que tus manos dibujan mi camino,gracias a ti, he comprendido que yo también tengo licencia para ganar.
Que me he llevado demasiadas decepciones de gente por la que pondría la mano en el fuego...y me quemé, me he despedido de esos amigos que nunca se iban a ir y otros se han ido sin ni siquiera despedirse... Pero llegaste tú y me enseñaste que para sonreír lo único que hace falta es estar vivo, y créeme que si hay algún motivo para vivir...Ese eres tú. Tú, con tus enfados, tus celos, tus manías, con todos y cada uno de tus peros.
No te voy a prometer un siempre, ni siquiera sé si el mes que viene estaré a tu lado, ni si compartiremos navidades en agosto o 14 de cualquier mes que no sea febrero, no lo se... Y tampoco me importa. Lo único que cuenta es que mientras dibujo estas letras si miro a mi derecha puedo encontrarte dormido, tranquilo, como ignorando que alguien está intentando explicarle al mundo que hasta la poesía se queda corta cuando se trata de hablar de ti.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario