lunes, 17 de noviembre de 2014

Ponedme otra cerveza.... que acabo de ver el brillo de sus ojos en el reflejo de la soledad.

Cerré tan fuerte los ojos que no pude ver como te marchabas. O tal vez no quise verlo.
No recuerdo el dia que te perdí. Sé muy bien que te fuiste un 4 de un mes que prefiero no recordar. Pero siempre he odidado septiembre.
No puedo decir que me quedé sola. Me quedé sin tí que duele más. Mientras la gente que estaba a mi lado seguía con su vida sin darse cuenta que la mía estaba completamente parada.
Todos los días eran lunes y algún que otro domingo. No sé cual de los dos duele más.
Me quedé tu camisa favorita para no olvidar tu perfume, pero ahora solo huele a despedida
Estuve tan ciega que no puede ni siquiera decir " Quedate" ; Cuando me quise dar cuenta ya nos separaban demasiados kilómetros. Y silencios.
Te quiero demasiado como para conjugar " querer" en pasado.
Estás tan lejos que tengo que aprender a decir " olvidar" en todas las formas verbales posibles, pero... la palabra olvidarte no la encuentro por ninguna copa vacía en este viejo bar.
Ponedme otra cerveza.... que acabo de ver el brillo de sus ojos en el reflejo de la soledad. 
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario