miércoles, 11 de noviembre de 2015

Mañana será tarde



Estoy harta de que vengas a buscarme cuando ya me he marchado, si sabes que con un quédate es suficiente...¿Por qué no lo dices antes? Estúpida manía de llegar tarde.

Y ese es el problema, que cuando tú llegas yo ya me estoy marchando, y así no vamos a poder coincidir.

Es pura lógica.

Párate a pensar unos días y pon en una balanza todo lo que sientes y en la otra todo el orgullo, los miedos y las dudas. Y dime que te pesa más, y si después de eso te das cuenta que no quieres estar conmigo...al menos aprende a vivir sin mí.            

No te quedes en mitad de la nada. Porque dueles.

Si quieres me voy, y esta vez de verdad, para que te des cuenta que en realidad me echas de menos. Y si quieres, cuando vuelvas, fingimos que el tiempo no ha pasado.                           Pero no va a salir bien... A mí nunca me hizo falta perderte para darme cuenta que quería estar contigo. Y tú parece que solo recuerdas que no quieres perderme cuando en realidad me has perdido.

Ese es el problema, que Yo te quiero como si mañana te fuese a perder, y tu...Empiezas a quererme mañana, cuando ya me has perdido.

Y así no se puede, llegará un día en que mañana será tarde.

Muy tarde.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario