domingo, 29 de noviembre de 2015

Ya no creo en él, amor.



No creo en el amor desde que creo en ti.

Has borrado todos los motivos para seguir creyendo en algo que está completamente roto, has acabado con todos los principios, todos los finales y todos los puntos suspensivos, solo has dejado silencio. Silencio y unas ganas de desaparecer, de salir corriendo para que nadie venga a recordarme que hace apenas unos días se nos veía tan bien juntos…Lo que nadie sabe es que hace mucho que me estaba consumiendo, que hace demasiados meses que esto estaba roto, por mucho que nos empeñásemos en seguir fingiendo que las cosas estaban bien.

Me inventé tantas formas de seguir a tu lado, tantos motivos para quedarme, tantas escusas para no salir corriendo cuando fui capaz de darme cuenta que aquello no era amor.

Te prometo que lo intenté, quise quedarme, pero no pude.

Te prometo que te quería de verdad, incluso demasiado

Y ese fue el error, cuando quieres tanto es como estar borracho; que no piensas con claridad, no te das cuenta de que estás haciendo el ridículo. Pero…al final llega la resaca.

Y lo de…” no vuelvo a beber” o en este caso“no vuelvo a enamorarme”

Pero es que nadie me dijo que cuando le entregas todo a alguien...Te quedas sin absolutamente nada.

Nadie me avisó que tus principios eran todos mis finales.

Nadie me advirtió que cuando tienes que querer por los dos, terminas doblemente jodida.

Pero te prometo…que esta vez no volveré a beber...

Al menos de tu vaso.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario