martes, 22 de diciembre de 2015

El que se fue



No siempre quien te deja es un cabrón, no eres un cabrón por dejar de sentir, las cosas se acaban y personalmente veo mucho más cobarde quien no siente nada pero se queda por rutina, por costumbre, por miedo.

Es mucho más valiente dar la cara y afrontar que a veces, el amor simplemente termina, aunque duela, aunque nos joda.        A veces simplemente pasa.

Tal vez el amor se acaba, o tal vez es otra quien ahora recibe ese amor, y no…No es ninguna zorra, es simplemente una persona que ha conseguido algo que en su día conseguiste tú. Y no hay que atacarla por ello, tal vez es mejor así, prefiero mil veces más que duerma con ella a que duerma conmigo y se despierte pensando en otra. Eso si que es triste.

A veces no tengo claro si duele más que te dejen de querer o dejar de querer, es triste querer seguir queriendo y darte cuenta que no puedes más, que hagas lo que hagas vas a hacer daño a la otra persona. Os prometo que no es fácil, que hay despedidas que duelen por partida doble

Es mucho más fácil pensar que alguien que se ha ido no te ha querido nunca, tal vez por miedo a aceptar que un día te quiso..Pero ya no. Tal vez para no tener que preguntarte el por qué, para no sentirte culpable de que ya no siga contigo. Es mucho más fácil odiar que olvidar, aunque todos sabemos que detrás de un te odio hay demasiados sentimientos escondidos.

Tal vez, el que se va es el primero que deja de querer, o tal vez está queriendo demasiado y no sabe como quedarse…         Quien sabe
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario