domingo, 17 de enero de 2016

Cuando todo acaba



Cómo cuesta despedirse sabiendo que huele a punto y final. Era mucho
más fácil cuando nos quedábamos a vivir en puntos suspensivos, pero ya es tarde
para eso. Hace mucho que dejaste de ser el chico del que me enamoré, y yo ya no
tengo ni fuerza ni ganas para seguir negando que esto esté roto. No me culpes
por marcharme, hace mucho tiempo que estamos lejos, y te prometo que no hay
nada más triste que sentirme sola aún estando contigo. Y por eso me voy, porque
ya no merece la pena luchar por algo, por alguien que simplemente ya no es quién
era. Te he echado tanto de menos estos últimos meses, hemos cambiado los
domingos de resaca por jugar a ver quien destroza a quien. Y has ganado, joder,
Es tan triste tener que echar de menos a alguien que aún no se ha ido. Por eso
me voy en este justo momento, para no terminar peor, porque prefiero salir con
cicatrices a quedarme esperando a que todo se termine de romper. Ya no tiene
sentido seguir en un lugar que sientes que no es el tuyo, y cómo duele pensar
que hace apenas unos meses te podía llamar hogar. Pero las cosas cambian y las
personas también. Tal vez debería detenerme antes de salir y dar un portazo
pero cuando pierdes la ilusión, ya no queda nada. Y hace mucho que la perdí.
Tal vez tu culpa, tal vez ha sido mía, ya no vale la pena buscar culpables, ya
no importa de quien sea el error las consecuencias son por partida doble. Y
ojala te acuerdes de mi cuando alguien te haga llorar y entiendas que yo solo
quise hacerte reír pero ya no podía más. Tal vez cuando te hagan daño entiendas
porque soy yo la que se va si te sigo queriendo, tal vez por eso no me
entiendes, porque no sabes lo que jode que sea la misma persona la que es capaz
de hacerte sentir bien y hacer que te sientas una mierda. Por eso no me
entiendes, no comprendes que una parte de mí se quiere quedar y otra está
demasiado harta de vivir en una película donde ya está escrito el final y
parece que los únicos que no lo sabemos somos los actores. Estoy harta, harta
de tener que entenderte cuando ni tú mismo sabes por qué haces las cosas, harta
de tener que ser la que tiene que ponerse en tu lugar, ¿has intentado ponerte
en el mío? has pensado lo que duele estar viendo como la persona que quieres ya
no es la persona que tienes al lado? No sé en qué momento has cambiado y ahora
mismo tampoco me importa, pero no pretendas que siga igual si tú no eres el
mismo. Espero que no tengas que arrepentirte de todo esto, ojala te vaya bien ,
ojala no me eches de menos, y si lo haces...recuerda que fui yo quien se fue
pero fuiste tú quien no me dio motivos para quedarme. Me voy porque te quiero,
porque no puedo soportar tener que echarte de menos cuando estamos juntos, me
voy porque ya no eres tú, porque cada vez soy menos yo, y sobre todo, porque ya
no existe un nosotros. Punto y final. Que te quise a morir y me muero.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario