miércoles, 6 de abril de 2016

Pero no te vayas



“PERO NO TE VAYAS”
Llegaste cuando quise irme, cuando no tenía más motivo para
seguir que la filosofía de un “día mas es un día menos”. Llegaste y
desordenaste todos mis miedos, aprendí a mirarme al espejo sin tener que cerrar
los ojos para no ver mi propio reflejo, es cierto que había querido antes de
ti, pero me enseñaste a quererme, a mi, a un saco de defectos que por primera
vez pensaba que alguien le necesitaba, que para alguien no era una cualquiera.
Te quería de forma especial, y también me sentía así cuando estaba contigo.
Tal vez hablo en pasado por miedo a que te conviertas en eso,
en un pasado que no sería capaz de olvidar, y es que no quiero y no puedo
olvidarte, ¿Cómo olvidar quien me enseñó a recodarme? ¿Como ser fuerte sin
tener ese escudo que provocas en todos mis miedos, en todas mis heridas, en
todos mis pasados para construir un presente y ojala un futuro contigo.
También creo que es momento de pedir perdón por todas las
veces que no te creí, no dudé de ti, dude de mi, de que alguien como tú
quisiera estar al lado de un caos como el mío. Y tal vez no me di cuenta que
esas dudas te estaban haciendo daño, pero era inseguridad no desconfianza, creo
que debes saberlo.


Tal vez algún día te cansarás de tener que tirar de la
cuerda, de ser tú quien tiene que recordarme que quieres estar conmigo, y ese
día será mi culpa por pretender que me quieran cuando aún ni si quiera yo he
aprendido. Debe ser difícil estar con alguien a quien tienes que recordarle que
no quieres perderla, quien tiene mil rayadas en la cabeza, quien analiza
demasiado tus silencios y piensa que a la mínima te vas a marchar, pero ha sido
tanta la gente que se fue, o que yo dejé escapar que tengo miedo, porque si te
vas te llevarás contigo esa fuerza que me diste el día que decidiste compartir
conmigo almohada, el día que me demostraste que no solo querías dormir conmigo
sino también despertarte. Y ojala, ojala aprenda a compartir una vida contigo y
no a depender de ti, ese día estaré segura de que esto va a funcionar. Ojala
aprenda que mi fuerza no depende de ti, que tu solo eres escudo, pero la
fortaleza debe ser mía. Ojala nunca te canses de este puto caos, ojala sigas
siendo parte de este desastre. Ya sabes...” que somos un desastre y yo quiero
desordenar mi vida”  Ojala tuviese las
palabras exactas para decirte que te conozco desde siempre aunque llegaste hace
un rato, que no sé escribir lo que siento, pero no te vayas, nunca. 
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario