martes, 24 de mayo de 2016

Distancia, que jodido nombre tienes





Que no os engañen, no es fácil querer a alguien que está lejos, no lo
es, no es fácil ver como una persona que está a kilómetros es capaz de apoyarte
más que alguien que tienes al lado, no lo entiendes y empiezas a plantearte si
toda tu vida hasta entonces ha sido una mentira. Y no, no lo ha sido,
simplemente hay gente que es capaz de darte todo desde la otra punta del país,
tal vez porque no te tiene siempre y por ello te valora, tal vez porque os veis
poco y disfrutáis de esos momentos o tal vez porque realmente es una persona
especial que ojala estuviese cerca. Existen dos tipos de distancia, la gente
que vive lejos y la gente que se ha ido lejos, la que vive lejos os aseguro que
se puede llegar a tener una relación de las de verdad, y sobre todo si hablamos
de amistad ya que una amistad es mucho más legal que un amor. Se puede, y se
pueden hacer 700km con coche por ver a alguien solo dos días, y se puede vivir
pegada a un teléfono para saber cómo está, incluso se puede pasar 4 días sin
hablar con esa persona que cuando vuelvas a hablar será igual, porque es una
relación de verdad, sin temor a que te estén queriendo por interés, sin dudas
de si solo te quiere cuando se aburre, sin dudas de ningún tipo, solo el dolor
de ver que os separan un puñado de kilómetros y no puedes abrazar siempre que
quieres, pero por eso es tan especial cuando vuelves a ver a esa persona,
porque aprovechamos todos los instantes, todos los segundos a su lado porque
sabemos que en unos días nos volvemos a separar. (Ojala toda la gente actuase
así y no quedase por quedar, quedase para estar todos con el móvil o para sentarnos
a ver la vida pasar) ojala aprendamos eso de querernos como si mañana fuésemos
a perdernos, porque algún día será así y nos arrepentiremos. Por otra parte
está quien se tiene que ir, y ahí tal vez ya tengo más dudas, ahí es cuando el
dolor y el echar de menos se vuelve insoportable, pero te acostumbras, y es
triste, porque realmente te estás acostumbrando a que esa persona no esté
contigo, y si con suerte era un amigo de verdad, un novio de verdad o lo que
sea de verdad, cuando vuelva todo será como antes, y si realmente no lo era: es
una buena forma de darte cuenta de ello. que si creo en las relaciones a
distancia? Creo en las relaciones y pienso que la distancia no es más que un
puñado de kilómetros, que la distancia que realmente separa es la de dos
cuerpos que están cerca y se sienten lejos, eso sí que es jodido y no tener
diferentes puntos cardinales La distancia tal vez no es tan mala como la
pintan, si, es una putada, pero hay cosas peores, hay gente que les separan un
puñado de silencios, un saco de mentiras o un sinfín de reproches, la distancia
solo son kilómetros que tarde o temprano vas a poder recorrer para dar un
abrazo, para vivir los días mas maravillosos de tu vida y también os lo
digo...para luego estar jodido, es una sensación rara, es como tocar la
felicidad con la punta de los dedos y que unos días después de la quiten y
tengas que volver a la realidad, y si, el golpe duele, pero vale la pena. Y
aunque otra vez tengas que aprender a vivir lejos, y tengas que volver a echar
de menos y todo eso, sabes, que en algún momento vas a volver y entonces todo
será como antes, porque la distancia o te mata o nos hace muchísimo más
fuertes. Y elegimos ser fuertes, y lo vamos a ser
Reacciones:

1 comentario: