miércoles, 30 de enero de 2019

No te quiero mucho, te quiero bien.



MI LIBRO:



Hace tiempo que quiero explicarte algo, pero no sé cómo, así que yo te lo cuento y tú haces cómo que me has entendido, verás; contigo no quiero viernes de cine por obligación, sábados de manta y peli aunque nos apetezca salir a uno de los dos y domingos de pedir perdón, quiero ojeras de días enteros sin dormir y noches soñando en un futuro que ni si quiera sabemos si será nuestro, ni nos importa, porque el presente eres tú, soy yo, y con eso nos basta.
Que no quiero promesas de un para siempre que no sabemos si es real, que no quiero que me lleves al altar, que me quiero quedar contigo en el bar de fuera de la iglesia bebiendo como si mañana dejásemos de ser dos, que quiero tener contigo lo que nunca quise con nadie, que no quiero una etiqueta que ponga que eres  mío, porque no soy tuya, ni quiero serlo, quiero ser yo, tu, nosotros, pero sin ningún contrato que exija que me tienes que decir te quiero cada dos días porque si no tendremos bronca, sin la estúpida necesidad de alejarnos de la gente que nos importa, sin tener que encerrarme en tu casa, excepto cuando queramos alejarnos de todo el mundo y hacer de tu cama el mejor hogar donde pasar los días.
Quiero que seas libre de ir y venir, sobre todo esto, de venir, vete donde quieras, pero vuelve que te estaré esperando, no quiero que me ates a tu vida y no quiero llevar el peso de atarte a la mía, quiero que caminemos de la mano, por el mismo camino, saltando las mismas piedras, pero cada cual con sus zapatos, y si te sientes perdido te presto los míos, te enseño el camino, pero sobretodo; te dejo perderte, equivocarte y volver a pedir perdón, porque no quiero que estés a mi lado porque me enfado si no lo estás, no quiero que tengas que venir conmigo a ver aquel concierto que tanto te aburre, no quiero que vengas a mi casa a decirle a mi madre lo maravillosa que es su hija, quiero que sigamos siendo un ejemplo a no seguir, que sigamos corriendo en dirección contraria, que sigamos sin ni quiera saber que cojones somos, y que cojones nos importa saberlo si somos felices, si tu y yo nos entendemos, seguir sin responder a todo aquel que nos pregunta que coño somos; que coño les importa, somos felices, y no se puede pedir más.

Quiero que te quedes porque quieres quedarte y no porque debes, que me llames cuando necesites escuchar mi voz, y que me olvides cuando necesitas estar solo, que tengas la confianza de decirme que hoy  no nos veremos porque tienes otros planes, o porque estás hasta el gorro de mi porque llevamos dos días juntos, quiero que me digas que soy peor que una niña cuando me enfado, que soy un desastre pero que te quedas conmigo.
Tienes todas las puertas abiertas para marcharte cuando quieras, ojala no lo hagas, pero nunca me cierres la puerta, nunca me ates a una jaula, nunca cortes mis alas, porque me enamoré de tu vuelo, y quiero que volemos juntos, sin cadenas, sin motivo y a la vez por mil razones, que quiero quererte con el alma en modo vuelo, y ya lo sabes, ganas, si es contigo hasta de huir, y sin dar explicaciones a nadie que no seamos tu y yo, que no seamos nosotros.
Gracias por mejorarme sin cambiarme, por aceptarme sin preguntar, por compartir tu libertad y dejarme ser libre contigo, y joder, no se me ocurre una forma más bonita, más sincera y más real de querer a nadie. Y si, te quiero, hoy, seguramente mañana y quién sabe si el año que viene; pero vamos a querernos hoy, aprovechemos esto que tenemos ahora que lo tenemos, y gracias por hacer que me dé cuenta que el presente solo pasa una vez, y que de poco sirve mirar a un futuro si no sabes si ese futuro en concreto va a suceder. Gracias por enseñarme y por aprender conmigo, por ser, por estar, y por dejarnos ser libres, por saber mostrarme la diferencia entre necesitar y querer, y si, no te necesito para nada, pero te quiero para todo. Y no sé si te quiero mucho o poco, pero te quiero bien, y créeme que eso es mucho más de lo que te puede querer alguien que te quiere mucho.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario