miércoles, 20 de marzo de 2019

Cicatrices ( Texto 15)


¿Has visto con detenimiento tu cuerpo? ¿Has notado que tienes más de una cicatriz de golpes, caídas, quemaduras y quizá la mayoría no recuerdas como llegaron ahí?

Con el tiempo me he hecho demasiadas cicatrices, algunas son muy visibles, otras a penas y se notan, al ver cada una de ellas recuerdo como llegaron. Aquel corazón que tengo en la muñeca de la mano izquierda, corazón que representa la primera vez que me rompieron el corazón -o me lo rompí-; o aquella quemadura que me hice con la puerta del horno, todo por el estrés, ¿quién iba a pensar que ese mismo día terminaría con la persona que hasta día de hoy sigo amando?, hay otras cicatrices que las veo y pienso "¿cómo rayos me hice eso?"

Exactamente eso pasa con las cicatrices del corazón, aunque no son visibles sabes que están ahí, sabes que dolieron incluso más que las que se miran a simple vista, ambas tienen algo en común, con el tiempo se dejan de notar y olvidamos que estuvieron ahí, pero las más profundas son las que perduran, son las que dejan la mayor marca y son casi imposibles de olvidar.


Autor: YunuemG.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario