miércoles, 20 de marzo de 2019

Frío ( Texto 37)



Recuerdo cada noche que el frío me abrazaba y no estabas para desenlazarme de él y poder entrelazarme en el calor de tus brazos y desde entonces cada noche que pasa siento que te extraño menos y a la vez que te extraño cada vez más.

No he logrado borrarte de mis pensamientos, ni siquiera cuando intento concentrarme en algo más, eres tan inoportuno que aún cuando no tienes que estar presente, lo estás, y muy dentro de mí.

La verdad ya no sé que esperar, pues estoy en un constante complejo de no saber qué es lo que quiero de verdad, pues muchas veces quisiera escapar y perder la memoria para poder eliminar cualquier recuerdo tuyo, porque aún dueles, pero inmediatamente esa idea se va y lo único que quiero es llenarme la vida de memorias tuyas, no sólo tuyas, sino contigo, juntos, tomados de la mano, mostrándole al universo lo invencibles que somos cuando ambos sonreímos en sincronía.

No sé si ésta vez me toca navegar en el recuerdo de tu mirada, sólo espero que cuando sientas frío no seas tu quien desee estar en mis brazos, porque quizá para ese momento, quien no esté sea, yo.


Autor: Sinti Laureano

Reacciones:

1 comentario:

  1. Simplemente hermoso, describe justamente cuando nos sentimos en soledad o con la necesidad de volver a sentir a ese alguien que amábamos y anhelaba mis estar a su lado, me encanta.

    ResponderEliminar