martes, 5 de marzo de 2019

Mujer, no me gusta cuando callas




Sé que aún queda unos días, justo por eso he decidido subirlo antes, para deciros que El 8 de marzo no es un día de celebración. Empecemos por ahí, que nadie os diga feliz día de la mujer, no es un día feliz, estamos reivindicando algo que no es feliz, y será feliz el día que no sea necesario salir a la calle.
El 8 de marzo es día de lucha, día de recordar a las más de 100 mujeres que murieron quemadas dentro de una fábrica cuando protestaron porque estaban cobrando un sueldo muy por debajo de los hombres.
El 8 de marzo es un día para salir a la calle, para parar el mundo, porque sí, si nosotras paramos; se para el mundo.
Mujer, ya has estado suficientemente tiempo callada, ya has aguantado suficientes desprecios por el simple hecho de serlo, ya has llorado demasiado, ya has sufrido demasiado. Ya está bien.
No has nacido para servir, cuidar y arreglar la vida de nadie, las mujeres no somos maquinas, no tenemos que solucionar la vida de los demás, no somos centros de rehabilitación. No somos esclavas, no somos moneda de cambio entre personas podridas de dinero, no somos carne, no somos una simple cifra en el telediario. No somos 8 de marzo, somos todos los días.
Y es de eso de lo que quiero hablar.
Quiero ver mujeres luchando cada segundo, cada minuto contra un mundo de hombres, gobernador por y para ellos, donde parece que tengamos que dar las gracias porque nos dejan vivir en el.
Un mundo donde quieren que vivamos con miedo, y lo hacemos, porque cuando sales de casa no sabes si volverás, o te cruzarás con algún hijo de puta y acabará contigo.
Pero es que nos han quitado tanto, que se acabaron llevando el miedo, y dejando la rabia, el dolor, la indignación de ver cómo nos están matando, como nos culpan por exigir algo tan simple como la igualdad. No quiero ser mejor que tu, no quiero nada regalado por ser mujer, pero tampoco me lo pongas más difícil.

Las mujeres cometemos un gran error, y ese es ver enemigas en nuestro propio campo de batalla, y si, esto es una guerra y vamos perdiendo. Por eso tenemos que salir a la calle. Nuestra compañera, la que lucha a nuestro lado no es el enemigo, tenemos que juntarnos contra toda desigualdad que lo mismo le afecta a ella que a ti.
Tenemos que luchar juntas por un fin en común, dejemos de hablar de la mujer que se acuesta con 2 porque es una puta, dejemos de juzgar, de compararnos, de luchar entre nosotras, de pensar que si tu pareja se va con otra la puta es la otra. Cuando ha sido tu pareja quien te ha faltado el respeto.
Nos necesitamos más que nunca, es la única forma de ganar esta guerra.
Cuando hablo de guerra, no me refiero a que vayamos a declararle la guerra a todo hombre que nos encontremos por la calle, no, es NUESTRA GUERRA, y solamente queremos que se nos respete, valore, y vamos, si no es pedir mucho que se nos deje vivir.
Mujeres, dejad de decir que todos los hombres son iguales.
Hombres, dejad de sentiros atacados cuando una mujer dice que es feminista, no te está atacando, simplemente quiere estar en el mismo peldaño que tu, y no 20 más abajo.
Dejad de ofenderos cuando hablamos de violaciones, de muertes, de los derechos de la mujer. DEJADNOS HACER NUESTRA GUERRA, no sois protagonistas en esta.
Yo, como mujer, no he nacido para ser sumisa de nadie, no he nacido para cocinar, no he nacido para hacer las tareas del hogar y debo dar gracias si mi marido me ayuda. No, a mi no me ayudas porque no es mi obligación, es de los dos sacar una casa adelante. Asi que no, no ayudas, contribuyes, igual que yo.
Hace unos meses leí que quien no se mueve no nota las cadenas y joder, no puedo estar más de acuerdo. He sido educada en el machismo (y no es culpa de mis padres, es de la sociedad) y no noté mis cadenas hasta que no me di cuenta que quería cambiar algo, que no me gustaba cómo una mujer por el que hecho de ser mujer tiene unas obligaciones de más o unos derechos de menos.
Es día de luchar, de salir a la calle, de gritar muy fuerte por todas las compañeras que han muerto hasta ahora a manos del machismo, por todas las que ya no volverán a tener voz, y sobre todo; porque cada vez seamos menos las que tengamos que pedir perdón por ser mujeres. Dejemos de pensar que va a venir un príncipe azul y va a salvarnos y comprarnos un castillo en la montaña. Te salvas tú, y luego ya veremos, porque no necesitas que nadie venga a levantarte del suelo, porque eres lo suficientemente fuerte para hacerlo (aunque se hayan empeñado en que pienses lo contrario)
Ya está bien, no queremos ser valientes (que lo somos) queremos ser libres, no queremos ser mejor que nadie, queremos los mismos derechos y obligaciones que ellos.
Me imagino los comentarios:
Ya ves, la feminazi estas de mierda, exigiendo la absurda idea de que las mujeres son personas. Que se habrá pensando.
Porque si, el feminismo lucha por la idea de que las mujeres también somos personas.
Luchad, porque cada vez somos más pero también somos menos, porque nos están asesinando.
Salid a la calle a luchar por vuestros derechos, por las que ya no están, por las que vendrán en un futuro, y sobre todo por vosotras mismas. Porque si las mujeres paramos, se para el mundo. Porque la revolución, será feminista o no será.
Porque sois mucho más fuertes de lo que os han hecho creer. Y no, calladitas no estamos más guapas sino más débiles.  Buen 8 de marzo, ya será feliz cuando no tengamos que celebrarlo, hasta entonces; día de lucha, pero que no se quede ahí, que todos vuestros días tengan la sonrisa y la fuerza de una guerrera que no se va a dar por vencida. 
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario